Habilidades blandas: crecimiento personal - Profesor Digital

Habilidades blandas: crecimiento personal

Compartir:

En nuestro desarrollo profesional no solo es importante la cantidad de conocimientos que tengamos, también cuenta nuestra inteligencia emocional, todos los días nos relacionamos con muchas personas, ya sean compañeros de aula o trabajo, esa capacidad para comunicarte, empatizar, relacionarte y convivir con tus compañeros  es muy importante y otorga puntos a favor en un mundo laboral, a esto se le llama “Habilidades blandas”.

Las habilidades blandas son el resultado de una combinación de habilidades sociales, de comunicación, de forma de ser, de acercamiento a los demás, entre otras; que forjan a una persona capaz de relacionarse y comunicarse de manera efectiva con otros. Este componente es muy apreciado en la actualidad por las empresas.

La tendencia en el mundo laboral es encontrar personal especializado, todas las industrias requieren de talento adecuado dotado con habilidades socioemocionales, tales como:  

  • Trabajo en equipo. “La unión conlleva al éxito”. Saber trabajar en equipo es hoy en día una habilidad indispensable para todos. Si los miembros de su equipo son individualistas será difícil lograrlo. 
  • Manejo del estrés. Entender las emociones, enfrentar conflictos, adaptarse al cambio, ser más productivo y mostrarse receptivo produce una sobrecarga en muchos profesionales que se necesita manejar adecuadamente.
  • Productividad. Si logras aprovechar al máximo tu jornada laboral estarás marcando la diferencia con respecto a los demás profesionales.  Resolución de conflictos.
  • Comunicación y Escucha activa. Un líder es más productivo cuando sabe cómo comunicarse con sus compañeros. Tener una buena comunicación con su equipo de trabajo es fundamental, saber comunicar sus ideas y recibir las de los colaboradores es parte clave.
  • Liderazgo. Liderar no es tarea fácil, no solo implica dar una instrucción, va más allá. Se trata de saber motivar al equipo y lograr potenciar sus habilidades al máximo. 
  • Planificación y Gestión del tiempo. Una buena planificación de las tareas diarias y una óptima organización  ayudará a que el tiempo del equipo rinda para realizar las actividades correspondientes. 

Si bien estas aptitudes responden a valores que pueden desarrollarse de manera empírica, es necesario fomentarlas desde temprana edad dentro de cada uno de los salones de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *